EastPack New York 2018

Tuvimos la oportunidad de visitar la Expo EastPack New York 2018, que es parte del evento de diseño y fabricación avanzado más grande de la Costa Este y es una visita obligada para descubrir las últimas innovaciones y tendencias de envases.

13-07-2018

Con más de 8.000 visitantes, la expo abordó tres grandes fuerzas de mercado que hoy están empujando la industria del packaging de alimentos a nivel mundial: (i) la cuarta dimensión del envase, es decir, las capas extras de información contenidas en un envase basado en tecnologías como la “Internet de las Cosas”, (ii) Sustentabilidad y (iii) la influencia del eCommerce que está transformando las cadenas de distribución.

Dentro del primer tema, la compañía Danaher llamaba la atención a nuevas plataformas basadas en Computer Vision, como Flow de Amazon, una app de realidad aumentada que permite identificar productos y obtener más información sobre ellos, comparando no sólo precios, sino también otras características como su composición nutricional. En el área de la digitalización del color, otras apps como la de Pantone, que facilitan a los diseñadores encontrar combinaciones de colores más atractivas y cercanas, a partir de objetos del mundo real y que permitan generar una mejor experiencia en el consumidor. Herramientas de Realidad Virtual, como Store Visualizer de Esko, están acelerando el testeo de las prestaciones del packaging en contextos “reales” para compararlos con la competencia en el anaquel, o para vender mejor las ideas sobre nuevos lanzamientos de productos, sin necesidad de producir prototipos físicos.

En sustentabilidad, compañías como ClearBags combina en sus productos dos tendencias en packaging de alimentos: permitir que el consumidor pueda ver el producto real dentro del envase, que es además compostable. Para ello, utilizan ácido poliláctico (PLA) como recubrimiento interior en envases de Kraft con cierres térmicos y también otros materiales como la celulosa y el papel de arroz para tener una mayor gama de envases compostables. Si bien estos materiales no son muy coloridos, pueden hacerse más atractivos a través de la impresión digital. Una sorpresa fue encontrarnos con el caso de la compañía francesa Lactips, la que luego de 7 años de desarrollo y patentamiento, está comercializando un nuevo bioplástico basado en caseína de leche. Esta caseína es de grado técnico y por lo tanto no es apta para consumo humano, pero es un excelente material para la fabricación de envases biodegradables flexibles y rígidos. Otro ejemplo es la compañía Vessl, que lleva la sustentabilidad en packaging de bebestibles al extremo hasta hacer desaparecer la botella (es decir, disminuir la necesidad de materiales) y hacer desaparecer también el agua del producto, lo que se traduce en una menor peso a transportar, con el consecuente impacto positivo en sustentabilidad y costo. Vessl fabrica unas tapas roscas muy especiales, que ocultan una cápsula que contiene extractos e ingredientes que al mezclarse con agua, producen la bebida. La capsula se encuentra presurizada con nitrógeno, un gas inerte que protege y aumenta la vida útil de delicados sabores, colores, aromas y antioxidantes. La misma presión del gas ayuda a su liberación en un jet tan potente que permite que se mezclen perfectamente con el agua - sin necesidad de agitar-dentro de una botella reutilizada. Esta innovación ya se está utilizando en algunos productos, como Tea of a Kind.

Siempre se cuestiona que el origen de los plásticos sean los combustibles fósiles. La compañía Anellotech demostró que es posible obtener la trilogía BTX (Benceno Tolueno Xileno), basado en polímeros reciclables como el PET de nuestros envases, a partir de fuentes forestales en lugar de petroleo. Sería increíble que Chile, a partir de su industria maderera, pudiese también producir de forma sostenible plásticos reciclables de fuentes renovables.



Respecto al eCommerce, un gran caso que está transformando el packaging fue presentado por la compañía HelloFresh cuya propuesta de valor es “entregar semana a semana a tu puerta los ingredientes de la temporada, frescos desde la granja, para que cocines en casa y en menos de 30 minutos, una receta diseñada por chefs”. La presencia de múltiples ingredientes frescos, ya prepicados, dentro del mismo envase, que debe ser entregado a tiempo, presenta un gran desafío de logística y de tecnología de materiales, para preservar cada uno de ellos de acuerdo a su vida útil y para que el todo funcione perfecto. Adicionalmente, el diseño del envase debe proporcionar una gran experiencia de “unboxing” o desempaque, para que el consumidor desee volver a repetir la compra.

Fue muy grato constatar cómo la industria del Packaging se conecta naturalmente a la Industria de Alimentos con tecnologías de manufactura avanzada; en materiales y diseños que sofistican los productos y también en áreas de automatización, diseño industrial y control de calidad. Necesitamos de eventos de este tipo en Chile, que convoquen en un mismo lugar a industrias relacionadas y que pueden beneficiarse mutuamente basado en la innovación de productos, procesos y servicios.