Conectando ecosistemas de innovación por la sostenibilidad del sistema alimentario

Programa Transforma Alimentos convocó a grupo de entidades para coordinar agendas y acelerar la implementación de soluciones con impacto a nivel nacional.

Impulsar una cartera de iniciativas y acciones coordinadas, con un enfoque sistémico del sector alimentario para implementar soluciones innovadoras y de triple impacto -económico, ambiental y social-, fue el objetivo propuesto por el programa Transforma Alimentos durante el primer diálogo entre representantes de organizaciones del mundo privado, público y de I+D+i.

La iniciativa, que se realizó en torno a una visión compartida de desarrollo sostenible para la industria de alimentos, congregó a representantes de entidades como Chilealimentos AG, AB Chile AG, Sofofa Hub, Centro de Biotecnología de Sistemas de la Universidad Andrés Bello, Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (CREAS), Hubtec, Incubatec UFRO, Achipia, FIA, ODEPA, Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Corfo, Territorio Circular, MásMar Coquimbo y Maule Alimenta.

“Generar este tipo de instancias y coordinar acciones conjuntas que permitan responder a los complejos desafíos que enfrenta la industria con relación a la crisis climática, cambios regulatorios, tecnológicos y del consumidor, entre otros, son muy necesarios. Hoy más que nunca se requieren esfuerzos de colaboración y coordinación entre distintos actores, incorporando a las regiones y sus distintas experiencias, para avanzar en soluciones concretas y de impacto para las empresas del sector”, explica Graciela Urrutia, gerente de Transforma Alimentos.

Temáticas de consenso para avanzar

Evitar las pérdidas y desperdicios de alimentos fue uno de los temas priorizados y que generó gran consenso en el grupo, dada las implicancias ambientales y sociales que conlleva, pero también por las oportunidades productivas que se generan en la valorización y/o obtención de nuevos productos bajo modelos de economía circular, para distintos usos y aplicaciones.

De igual modo, coincidieron en la importancia de disponibilizar soluciones tecnológicas para aumentar la eficiencia y productividad de las empresas como parte de la estrategia climática y que incluye la gestión de agua, energía y GEI (gases efecto invernadero).

Asimismo, conversaron sobre los temas regulatorios para abordar los desafíos actuales y futuros relacionados con cambio climático, inocuidad alimentaria y reciclaje de envases para alimentos, entre otros.

Varias fueron las acciones propuestas en torno a los tres ejes temáticos priorizados y que se relacionan principalmente con la difusión de información relevante a través de distintos mecanismos, coordinación y colaboración en diferentes acciones conjuntas para ser diseñadas, en las que podrán participar otras organizaciones y empresas interesadas en aportar a una visión de desarrollo sostenible y de largo plazo para esta importante industria del país.

Algunas impresiones

Reinalina Chavarri, directora Observatorio Sostenibilidad FEN Universidad de Chile.

“Todos los países cuentan con políticas y claras estrategias de desarrollo para enfrentar los múltiples desafíos de este sector que es considerado estratégico. Es relevante abordar las brechas de información existente en nuestro país, de manera de apoyar la toma de decisiones de los distintos actores que participan”.

Pilar Parada, directora Centro de Biotecnología de Sistemas UNAB.

“Esta es una oportunidad para generar acciones asociativas y colaborativas que tengan impacto, entendiendo las necesidades del sistema alimentario con una mirada global y abordando el proceso completo. Es importante generar métricas que nos permitan saber cuánto podemos mejorar a partir de la situación actual, compartir información, conocer el quehacer de las distintas entidades para facilitar la asociatividad y la generación de soluciones más complejas y completas”.

Guillermo González, gerente general de Chilealimentos AG.

“Es fundamental comunicar positivamente lo que ya hemos avanzado y cómo podemos seguir haciendo más y mejores cosas. Para ello hay que levantar data objetiva por sectores y también agregada como país en temas de sustentabilidad. Se necesita más apoyo en el trabajo que realizan las empresas agroindustriales con sus agricultores proveedores, hay aún espacio para seguir mejorando con una mirada de encadenamiento productivo”.