Recientemente la compañía, miembro del grupo Südzucker, recibió desde Alemania varios miles de mascarillas para que la chilena enfrente la emergencia sanitaria.

15-04-2020

A solo tres días de iniciar la cosecha, la empresa Orafti Chile -miembro del grupo alemán Südzucker-, dedicada a proveer de ingredientes funcionales a partir de la achicoria, azúcar, trigo y arroz, debió enfrentar el confinamiento total de la zona en que se encuentra (Pemuco), a causa del avance del Coronavirus en la Región de Ñuble.

Fue así como tuvo que trabajar con la Intendencia para aprobar el ingreso de tan solo 15 colaboradores a sus dependencias y arrendar cabañas en las cercanías a aquellos que vivían en la ciudad, entre otras acciones, lo cual se regularizó una vez que la autoridad sanitaria la reconoció como una empresa alimentaria y, por lo tanto, prioritaria. Desde entonces, opera con relativa normalidad.

Peter Guhl, gerente Agronómico de la empresa y actual director del Polo Territorial de Desarrollo Estratégico de Granos Ancestrales -iniciativa impulsada por FIA y que cuenta con el financiamiento del Ministerio de Economía, a través del Fondo de Inversión Estratégico, FIE-, explicó que instalar nuevos protocolos de operación ha sido relativamente rápido y fácil, no así inculcar un nuevo comportamiento en las personas, de mantener las distancias. “El mayor desafío que tenemos es que los trabajadores no solo tengan un comportamiento de autocuidado dentro de la empresa, sino también fuera de ella, en sus casas, con sus familias”, recalcó.

Orafti Chile se encuentra tomando todas las medidas necesarias para continuar operando bajo las normas de seguridad que se requieren y para ello, cuenta con el apoyo de su casa matriz en Alemania, la cual ya le envió varios miles de mascarillas para proteger a sus colaboradores de la emergencia sanitaria.

Escenario para los próximos meses

Peter Guhl comenta que el mayor esfuerzo de la compañía en estos meses será concluir su campaña de 100 días de cosecha, bajo un nuevo comportamiento humano de distanciamiento. Y si bien, no cree que el actual escenario generado por la emergencia sanitaria vaya a mermar las ventas, sí ve con preocupación que existan medidas correctivas transitorias para mitigar el impacto de la sequía que, situación que desde hace unas semanas vienen relevando con la autoridad pertinente.