Programa Estratégico

Transforma Alimentos es un programa estratégico impulsados por CORFO. Como tal, está abocado a mejorar la competitividad de nuestra economía a través del desarrollo del sector alimentario nacional, contribuyendo a la diversificación y sofisticación productiva, el aumento de la productividad y sustentabilidad y la generación de capital social.

A nivel mundial, la demanda por alimentos innovadores y saludables se ha intensificado en los últimos años, y Chile, con toda la riqueza alimentaria que posee, tiene todo el potencial para posicionarse competitivamente en estos nuevos mercados. Por esto nace el 2015 Transforma Alimentos, con el objetivo de posicionar a Chile dentro de los países líderes mundiales en la producción y exportación de alimentos, a través de la construcción e implementación de una Hoja de Ruta consensuada que permita resolver fallas de coordinación y de mercado que impidan el desarrollo de industrias con alto potencial, incorporar conocimiento y tecnología en el sector para crear nuevos mercados con un perfil eficiente, moderno y sofisticado y generar nuevas áreas de alta productividad, capital humano y conocimiento.

Transforma Alimentos es un modelo de desarrollo colaborativo que considera las perspectivas de los distintos actores que de alguna manera representan las necesidades diversas del país. Es un propulsor articulación y diálogo entre actores provenientes de los sectores público y privado, así como de las áreas de la academia y la investigación, y ya se ha consolidado como una propuesta eficiente en el levantamiento de soluciones y efectiva en su puesta en marcha. Finalmente, plantea una visión clara de futuro para el sector alimentario.

Sector Alimentos

La industria alimentaria chilena, que engloba actividades productoras, transformadoras y comercializadoras, es el segundo pilar más importante de nuestra economía, tanto internamente como en comercio exterior. A partir de la explotación de nuestros recursos agrícolas, frutícolas, pecuarios y marinos Chile duplicó el valor de las exportaciones en alimentos entre 2005 y 2014, pasando de US$ 9 mil millones a US$18,7 mil millones.

Nuestro país es uno de exportadores de alimentos con mayor especialización en el mundo: casi el 50% del valor de los productos exportados lo capturan nuestras uvas, manzanas, berries, guindas, vinos y salmón refrigerado y congelado. Tenemos una importante cuota del mercado mundial, situándonos como el 23er exportador de alimentos a nivel global y como uno de los principales actores agroalimentarios de América Latina. De hecho, Chile es uno de los 10 principales exportadores a nivel global en más de 60 categorías de producto, exportando a 168 países.

Este crecimiento ha sido acompañado por las capacidades que nuestro país ha ido instalando para la investigación, desarrollo e innovación, especialmente en los ámbitos de alimentos saludable y fruticultura. La oferta de I+D y servicios tecnológicos de estas capacidades debe acercarse más y más a suplir las demandas por innovación de la industria de alimentos chilena. En este sentido aún tenemos un gran desafío en cuanto a infraestructura, sobre todo enfocada a pilotaje de procesos y producción de lotes semicomerciales, a capital humano avanzado y calificado, a disponibilizar información actualizada que facilite el esfuerzo emprendedor y conectar más fuerte y fluidamente la empresa y la ciencia para encontrar nuevas formas de agregar valor a nuestras materias primas.

  • (1) Fuente: UN COMTRADE para glosas arancelarias de agroalimentos, incluyendo los productos marinos.
  • (2) Fuente: SII considerado los rubros agricultura, ganadería, caza y silvicultura; pesca y los subrubros relacionados con producción, procesamiento, elaboración, venta al por mayor y al por menor, además de restaurantes, bares y cantinas.
  • (3) Fuente: Banco Central de Chile considerando actividades agropecuario-silvícola, pesca, alimentos, bebidas y tabacos, restaurantes y hoteles. Se excluyen las actividades de comercio, ya que no disponen de datos desagregados referidos al PIB.
Visión

Te invitamos a explorar nuestra visión compartida para el futuro de la industria de alimentos nacional, encontrarás más información sobre los conceptos clave

"Un Chile posicionado como país referente en la producción de alimentos saludables a nivel mundial con una industria competitiva que contribuye a la diversificación y sofisticación productiva del país y proporciona los más altos estándares de calidad e inocuidad, sustentabilidad y calidad de vida."
Chile logra una imagen internacional como exportador de una oferta de alimentos saludables específica y propia basada en las ventajas comparativas de su ecosistema único, más allá de los productos frescos y las categorías de productos en los que ya se hallaba bien posicionado en 2015. Transmite confianza y genera demanda de productos y servicios, con prestigio y productos diferenciados y competitivos en el mercado mundial.
  • Referente a nivel mundial: Chile logra una imagen internacional como exportador de una oferta de alimentos saludables específica y propia basada en las ventajas comparativas de su ecosistema único, más allá de los productos frescos y las categorías de productos en los que ya se hallaba bien posicionado en 2015. Transmite confianza y genera demanda de productos y servicios, con prestigio y productos diferenciados y competitivos en el mercado mundial.
  • Industria competitiva: Chile produce con una alta productividad y eficiencia al contar con infraestructura y capital humano avanzado que le permite usar conocimiento y tecnologías de punta para agregar valor a sus productos y desarrollar servicios especializados que provee al resto de América Latina.
  • Diversificación productiva: Chile amplía su oferta exportadora respecto a 2015, complementando la exportación de categorías de productos del tipo commodity con categorías de productos de alto valor agregado mediante la incorporación de tecnología, superando la dependencia de la exportación de recursos naturales. Al hacerlo, genera actividades económicas complementarias por el efecto tractor de la industria de alimentos, tales como la incorporación de digitalización, sensorización y robotización.
  • Estándares de calidad, inocuidad: Chile asegura el cumplimiento de normativas y regulaciones internacionales superando las barreras de entrada comerciales y manteniendo el acceso a los mercados internacionales.
  • Sustentabilidad: Chile preserva y conserva los recursos naturales que constituyen la base de su riqueza, asegurar la trazabilidad a lo largo de toda la cadena alimentaria, gestiona sus recursos agua y energía con alta eficiencia y aprovecha subproductos efectivamente.
  • Calidad de vida: La industria de alimentos chilena contribuye a mejorar la salud de la población y su bienestar económico y social.
Metas

El Programa Estratégico estimó, basado en datos históricos(1), que las exportaciones de alimentos de Chile, con 15.7 millones de ha dedicadas a agricultura (de las cuales con 1.3 millones de ha son arables), aumentarían desde USD$18 mil millones a alrededor de USD$28.4 mil millones al 2025. También detectó que solo 64 categorías de productos exportados explicaron el 90% de las exportaciones, y que esa base de productos se había mantenido prácticamente sin cambios por casi dos décadas. Además, un 76% de las exportaciones de alimentos correspondía a categorías de productos frescos, materias primas, o productos del tipo commodity y el 24% restante a productos procesados para consumo final o ingredientes. Finalmente, esas 64 categorías de productos resultaban en un Índice de Complejidad de Producto (o ICP, un indicador que refleja la cantidad de conocimiento necesaria para producir tales productos) igual a -0.61.

Estos indicadores contrastaban fuertemente con los de otros países líderes en exportaciones de alimentos, pero que cuentan con una superficie limitada para producirlos, como es el caso de Chile. Por ejemplo Nueva Zelanda exporta USD$24 mil millones en alimentos con 11.1 millones de ha dedicadas a la agricultura (de las cuales 547 mil ha son arables), el 90% de las exportaciones de alimentos de España lo explican 182 categorías de producto, Italia presenta un balance de 28% de productos frescos y comoditizados versus un 72% de productos procesados para consumo final e ingredientes, y el ICP de los productos exportados por Holanda es -0.48, es decir, un 21.3% más que Chile.

Esta base de comparación permitió fijar metas concretas para el Programa Estratégico: (i) contribuir a un aumento de USD$3.8 mil millones al 2025 para alcanzar USD$32.2, con dos “condiciones”: (ii) aumentando la diversificación de nuestra paleta exportadora de mayor relevancia de las 64 categorías “históricas” a 74 categorías de productos, y (iii) aumentando el ICP de esa paleta de -0.61 a -0.5, es decir, que varias de las nuevas categorías exportables que agreguemos contribuyan a aumentar el tejido tecnológico y conocimiento del país.

(1) El Programa Estratégico utilizó datos históricos detallados de las exportaciones alimentarias de 21 países durante el período 1995-2013 para establecer una base de comparación entre Chile y otros países líderes en exportación de alimentos. El análisis se nutrió del cruce de datos de UNCOMTRADE para los valores exportados, de FAOSTATS para datos tales como la superficie arable y del Observatory of Economic Complexity de MIT para obtener el Índice de Complejidad de Productos en el área alimentos, y se utilizó el sistema Harmonized System definido por el World Customs Organization para clasificar los productos, basados en códigos HS con una profundidad de 6 dígitos.

Exportaciones Agroalimentarias

[miles de millones US$]

Diversificación

[N° glosas HS que totalizan 90% de exportaciones agroalimentarias]

Sofisticación

[Índice de Complejidad de Producto promedio]

Además puedes revisar:

Gobernanza