CEUS busca fortalecer su rol en investigación aplicada de alimentos saludables y funcionales

El Centro de Estudios de la Universidad de Santiago atiende a más de 40 empresas nacionales e internacionales al año.

06-03-2019

En 2007 la Universidad de Santiago de Chile puso en marcha, en Llanquihue, el Centro de Estudios en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (CECTA), con el objetivo de desarrollar soluciones en la industria alimentaria del salmón y acuicultura, en general. No obstante, más tarde, los cambios observados en la estructura productiva de la Región de Los Lagos motivaron a esta casa de estudios a redefinir la estrategia del centro, lo que resultó en una modificación del recurso humano especializado y en un cambio de nombre a Centro de Estudios de la Universidad de Santiago (CEUS) Llanquihue.

Así, en 2015, inició sus trabajos bajo las dependencias de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación de la universidad, generando nuevos lineamientos orientados a investigación aplicada, principalmente en las áreas de alimentos saludables y funcionales.

Estas decisiones le han valido el éxito, el cual se expresa en las más de 40 empresas que atiende al año de Chile y Latinoamérica (Brasil, Argentina, México, Colombia, Perú y Bolivia), en los servicios de extrusión y cursos sobre el mismo.

En la línea de desarrollo de alimentos funcionales, cuenta con una planta piloto láctea, presta asistencia técnica a empresas de gran tamaño y realiza cursos internacionales de extrusión. En análisis de alimentos, evalúa cualidades sensoriales, físicas, vida útil y nutricionales, además de efectuar diplomados más personalizados. Y en investigación aplicada, trabaja en las áreas agropecuaria y de alimentos saludables, vinculándose con pequeños productores de la zona, armando cooperativas y consiguiendo fuentes de financiamiento que les permitan a crecer. Asimismo, posee un área de programas sociales, con los cuales entrega becas de estudio para que los mejores alumnos de la región estudien en Santiago.

Resultados en Transferencia Tecnológica

Según la directora de CEUS Llanquihue, Astrid Seperiza, hoy tienen dos proyectos FIA en curso, uno de la convocatoria nacional de alimentos saludables y otro, de la convocatoria nacional de cambio climático. También están llevando a cabo un proyecto Fondef y tres Corfo de Innovación Social, de los cuales dos terminan en 2019 y otro comienza este año, además de un FIC del Gobierno Regional de Los Lagos, todos en alimentación saludable.

Entre los principales logros que se desprenden de estos proyectos está la iniciativa desarrollada junto nueve familias Huiliches -hoy la cooperativa Kalfú-, que consiste en que a través de una dieta especial a las gallinas, además de tener un huevo azul, con las propiedades esto implica -alto en proteínas y bajo en colesterol- son también ricos en antioxidantes y en omega3. “Estamos en una etapa comercial y de transferencia tecnológica y, la idea es dejarlo implementado, de manera que ellos mismos desarrollen las dietas de sus gallinas, con las maquinarias que eso involucra”, anticipa Seperiza.

CEUS, a su vez, está llevando adelante un proyecto de salicornias, conocido como espárrago de mar. “El desarrollo de cultivo, a través de viveros y técnicas agronómicas especializadas, va a lograr que esta planta, que era totalmente estacional, ahora se pueda producir los 360 días del año y con diferentes condiciones”, destaca Seperiza. Además, subraya que este conocimiento también lo están traspasando a un sindicato de pescadores de la zona, que está en proceso de constituirse como cooperativa. 

Parte de las metas proyectadas por el centro es fortalecerse en investigación aplicada en alimentos saludables y funcionales, continuar con el servicio de asistencia técnica y potenciar fuertemente el sector lácteo. De hecho, Seperiza comenta que hoy CEUS está trabajando con los productores lecheros Aproleche y Agrollanquihue, dado que se aprobó un Programa Territorial Integrado (PTI) de Corfo para potenciar la innovación y desarrollo de productos premium en base a leche, considerando que esta zona produce una de las mejores del mundo.

5.000 m2 de Infraestructura

CEUS posee equipos para molienda, mezcladoras, extrusor, peletizadora, tostadora, secadoras, aceitador y una liofilizadora. Además, en la planta piloto de lácteos, cuenta con un equipo de enfriamiento, homogeneizador y un pasteurizador que es único en Latinoamérica, dada su capacidad de estudiar los procesos térmicos más óptimos. También tiene una línea de quesos que, entre otros, incluye una cámara de maduración.

Actualmente, el centro se emplaza en un terreno de 5.000 m2, de los cuales 200 m2 están construidos: 150 m2, donde se levantan las oficinas, salas de reuniones, laboratorio y planta de extrusión y, 50 m2 solo de planta láctea.